Encontranos en

¿Qué estás buscando?

Inclusión y equidad

La inclusión laboral, un factor determinante en una sociedad “de avanzada”

El equipo de San Salvador de Jujuy, que participa en el Programa de Innovadores Locales 2023, reflexiona sobre la importancia de la colaboración entre los diversos actores de la provincia para que exista inclusión laboral de personas con discapacidad.


Por Camila López Naguil, coordinadora de
Asociación “Todos Juntos” (Jujuy, Argentina)

inclusión laboral

El Programa de Innovadores Locales (PIL) nos invita a focalizarnos en desafíos sociales, planificando estrategias de impacto y buscando convertir a quienes somos parte de la propuesta en agentes de transformación de nuestras comunidades. Este es, justamente y ante todo, el anhelo que nos une como equipo: la transformación. De miradas, de cifras, de realidades, de posibilidades. 

Desde la provincia de Jujuy, en la República Argentina, nuestro equipo se nuclea en torno a una problemática preocupante: la inclusión laboral de personas con discapacidad. Este grupo representa aproximadamente un 15% de la población mundial. Alrededor del 80% se encuentra en edad de trabajar. A su vez, de este porcentaje, cerca del 75% no tiene acceso a un empleo formal en el mercado laboral abierto y competitivo, cifra que se acrecienta aún más si son personas con discapacidad intelectual. 

Creemos firmemente en los logros que pueden darse a partir de la innovación sistémica y de la participación colaborativa. Queremos impulsar un cambio significativo desde una perspectiva diferente, que implique un “dialogar juntos” entre los distintos actores que están involucrados en este sistema: los empresarios, los organismos gubernamentales, instituciones, familias y, por supuesto, la propia fuerza laboral, conformada por personas con discapacidad. 

Es imperativo que nos unamos en torno a esta temática, no sólo por una cuestión de justicia y derechos humanos, sino también porque el trabajo es un importante vector de autodeterminación y autonomía, que favorece la independencia económica, la movilidad social ascendente y el ingreso a la vida adulta. El trabajo crea sentido, vincula y estructura la cohesión personal y social. 

El rol de los empleadores

La Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad reconoce el derecho al trabajo, prohibiendo toda forma de discriminación y alentando las oportunidades de empleo. En este sentido, en la Argentina hay una red de asociaciones e instituciones que promueve las iniciativas de inclusión laboral. Aún así, en nuestra incursión en terreno nos sorprendió el desconocimiento existente por parte del empresariado en relación a lo que implica la contratación de una persona con discapacidad. 

Más allá del interés que puedan tener o no en el tema, desconocen datos vinculados a la legislación, a beneficios impositivos e inclusive a la utilización de la metodología de Empleo con Apoyo, que es implementada por equipos de profesionales y que acompaña la adaptación al entorno laboral. Faltan, sin dudas, políticas públicas al respecto y hay aún un largo camino por recorrer. Pero aquí no se trata de encontrar “culpables”, sino de pensar entre todos en alternativas viables y posibles soluciones. 

La palabra “inclusión” cae muchas veces en la superficialidad de ser una palabra “de moda” y otras tantas es la expresión de una utopía; mientras que la exclusión es un hecho que se puede constatar diariamente, no sólo cuando hablamos de trabajo, sino también a partir de las distintas barreras sociales con las que se topan las personas con discapacidad. 

Derechos humanos

¿Por qué nos convoca este tema? Porque, al decir de una de nuestras referentes de la Red de Cambio (instancia del PIL donde los actores del sistema se reúnen para dialogar sobre la problemática abordada), “queremos vivir en una sociedad de avanzada”. Y esto implica considerar la diversidad como un hilo conductor. La inclusión laboral demuestra un compromiso con los derechos humanos y la igualdad de oportunidades para todos los individuos, fomentando la equidad. Se aprovecha el talento y potencial de cada quien, resaltando habilidades únicas. 

Por otra parte, estudios han demostrado que los equipos de trabajo que son diversos en términos de competencias, antecedentes y experiencias son más productivos y creativos. La inclusión laboral de personas con discapacidad enriquece el ambiente laboral y fomenta la innovación, generando un impacto transformador que trasciende los muros de la empresa. 

Cuando una sociedad avanza de esta manera, también se está impulsando un cambio cultural positivo. Se rompen estereotipos y barreras, y se promueve una mentalidad más abierta y empática. Por otra parte, una sociedad más inclusiva en términos generales también nos prepara para el porvenir. A medida que la ciencia y la medicina avanzan, las perspectivas de vida de la población son mayores, y es imperativo hablar en términos de calidad de vida. 

La accesibilidad y la inclusión se convierten en pilares fundamentales para garantizar una vida digna para todas las personas, ya que, en algún momento, cualquiera de nosotros podría necesitar de algún tipo de apoyo o adaptación. Personas mayores, ancianos, mujeres embarazadas, personas con lesiones temporales… Al diseñar y desarrollar entornos, productos y servicios accesibles, se impulsa una sociedad más respetuosa de la diversidad de sus miembros. 

Y sobre todo, pensar en estos términos implica un esfuerzo conjunto para ser parte de una comunidad en la que todos puedan participar plenamente y disfrutar de sus derechos fundamentales. Y no sólo las personas con discapacidad, sino todos los grupos minoritarios históricamente excluidos y vulnerables ante conductas discriminatorias. 

Nuestro compromiso

Desde el equipo de Jujuy que participa del PIL (Patricio Carrillo, líder social; Jimena Jurado, líder municipal y Camila López Naguil, Comunicadora) tenemos la firme convicción de que el respeto debe ser el cimiento de nuestras acciones. En un mundo con la mirada puesta en el futuro, la inclusión laboral de personas con discapacidad se alza como el faro del verdadero progreso social. El avance de una sociedad se forja en la conciencia colectiva de que cada ser humano, sin importar sus diferencias, merece ser protagonista de su propio Proyecto de Vida. Este es nuestro compromiso: construir una sociedad que no se mida por sus limitaciones, sino por la magnitud de sus oportunidades.

Te puede interesar

Información sobre PIL

La secretaria de Planificación y Ambiente de San Salvador de Jujuy destaca el impacto transformador que el PIL ejerce sobre los equipos y sus...

Inclusión y equidad

El equipo de Santiago de Cali, Colombia obtuvo el premio al mejor video pitch en el Programa de Innovadores Locales con su iniciativa InnBaVu...

Inclusión y equidad

El equipo de Córdoba, Argentina, obtuvo el premio de bronce en el Programa de Innovadores Locales con su iniciativa que busca hacer la educación...

Oportunidades económicas

El equipo de Los Cabos, ubicado en Santiago, Baja California Sur, México, ha sido galardonado con el premio plata en el Programa de Innovadores...